6 Claves para elegir un buen nombre de marca

Ya sabes lo importante que es elegir un buen naming o nombre de marca para tu proyecto. De hecho, es muy habitual que sea uno de los pasos que más dudas genera. En ocasiones, obliga a realizar un brain storming o lluvia de ideas que se prolonga durante horas, a lo que hay que sumar el posterior proceso de selección entre todas las opciones que se han barajado.

Y haces bien en darle importancia: definirá tu marca, te representará y conferirá la personalidad que deseas. Todo lo que eres, lo que haces está recogido en esa palabra o conjunto de palabras. 

Puede que ya cuentes con una lista extensa o que hayas hecho una selección. Es probable, incluso, que ya hayas decidido qué nombre dar a tu marca. Creo que, de cualquier modo, este post te puede ayudar a verlo con más claridad. ¿Cumple tu nombre de marca estos puntos?

1º Que sea fácil de escribir y de pronunciar. Puedes no cumplir con este punto y no significará en absoluto que tu marca no sea exitosa. Pero has de saber que te expones a que las personas no lo pronuncien correctamente.

Te pongo un ejemplo: la marca Jägermeister (confieso que he tenido que buscar cómo se escribía, imposible hacerlo de memoria). Estoy segura de que en España podemos pronunciarlo de cinco maneras distintas. Esto me lleva al siguiente punto:

2º Que suene bien en otros idiomas. Por todos es sabido que, en la actualidad y gracias al desarrollo de la tecnología, podemos vender nuestros productos a lo largo y ancho del mundo. ¿En qué mercado vas a centrarte? Cuando lo definas, asegúrate de que tu naming no es malsonante en ningún idioma en el que vayas a anunciante.

Es muy popular el caso del Mitsubishi Pajero. En fin, nada que añadir.

3º Mejor breve. Esto hará que sea memorable, es decir, que sea más fácil de recordar. A menudo paso por un hotel llamado «Hotel Catalonia Santa Justa». Estoy convencida de que sus usuarios, la mayoría de las veces, dirán que se hospedan en el «Hotel Catalonia» o en el «Hotel Santa Justa».

4º Que sea original y siga las tendencias. Busca algo único, sé diferente, porque vivimos en un mundo plagado de marcas, estamos saturados y nos cuesta recordar. Lo veremos con un ejemplo: tienes una marca de ropa y decides llamarla «El desván de Isabel». A menudo, para referirse a ella, dirán «El armario de Isabel» o «El vestidor de Isabel». Es mucho más inteligente darle una vuelta y encontrar otras soluciones más originales como Hisabelia.

En cuanto a las tendencias, también existen en el naming, por supuesto. Todos conocemos comercios tradicionales denominados con el nombre y apellido del dueño/a. Es una solución que se sigue empleando a día de hoy. Sin embargo, en un afán de diferenciación  y originalidad, las marcas están optando por soluciones evocadoras y memorables. Tal es el caso de Dolores Promesas. ¿Funcionaria igual si hubiesen elegido el naming «Dolores Ruiz»? Una fórmula similar es la que utiliza Cris Forward: nombre propio+palabra cargada de significado.

5º Que recoja el espíritu de tu marca. Tú mejor que nadie sabes cuáles son los valores que quieres asociar a tu marca. ¿Es tradicional o es más innovadora? ¿Tiene un espíritu sobrio o desenfadado? Es muy importante que definas esto y lo apliques en todo lo que hagas, empezando por tu nombre, claro. Nuevamente, te pongo varios ejemplos: la marca de ropa infantil Petit bateau, como bien indica su nombre, tiene reminiscencias marineras y  utilizan a menudo las rayas, el azul marino y el blanco. Por otro lado, Casilda y Jimena, es una marca sobria y elegante con un estilo más clásico.

Hablemos de mi marca. ¿Por qué la llamé Smelly cat? Creo que recoge el espíritu divertido y desenfadado que quería conferirle. Además, adoro los gatos y la serie Friends. Los fans sabrán de qué hablo…

6º Cuidado con la competencia. Como ya sabes, a la hora de iniciarte en un proyecto es importante realizar un estudio de tu competencia. No es una buena idea elegir un nombre parecido; el público os confundirá con total seguridad y es evidente que quieres tener una entidad propia.

Desde luego nadie podrá garantizarte que si cumples estos requisitos tu negocio será un éxito… Pero el primer ladrillo estará bien puesto. ¿Sigues teniendo dudas? ¿Necesitas a alguien que te acompañe en este proceso? Yo puedo ayudarte en el mismo, proponiéndote diferentes opciones y guiándote en la elección.

Smelly cat | hola@smellycat.es | 620 894 127

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *